1.26.2009

Aumentar la productividad en Linux con awesome windows manager

Por casualidad encontré awesome windows manager, un gestor de ventanas para linux un poco diferente a lo habitual. Ahora nos quedamos de un aire cuando vemos las ventanas gelatinosas, los fades, las sobras y todos los demás efectos del gestor de ventanas que trae ubuntu. Sin embargo, cuando trabajas en vez de jugar con las ventanas todoso esos efectos, salvo quizás la transparencia, lo único que hacen son molestar y no mejoran la velocidad.

Qué es este invento, en pocas palabras se puede decir que es el típico sistema de múltiples escritorios de toda la vida, pero con tileado de ventanas. En cada escritorio hay una ventana principal y las demás son secundarias, de forma que la ventana principal siempre tiene un área mayor y las demás las coloca tileadas. Direis, ok, pero es que yo también hago eso con el gestor normal. Es verdad, pero es que este lo hace automático y todo se controla con combinaciones de la tecla de windows y otras teclas. Por ejemplo Win + [0-9] te combia de escritorio, WIN + espacio te modifica el tiling de las ventanas, WIN + click en una ventana la hace la principal.



Después de un par de semanas usándolo ahora lo echo de menos en windows, es muy práctico cuando tienes que usar muchas consolas, tienes máquinas virtuales, tienes un web servidor corriendo y necesitas ver la respuesta en consola a la vez que haces la petición en el navegador...

Se puede personalizar con Lua (si fuera python sería perfecto), aunque aún no me he metido en faena. Es fácil de instalar, no sé cuanto de difícil será eliminarlo y volver al anterior, aunque seguro que lo pruebas te quedas con él.

Afila tu hacha

2 comentarios:

PpluX dijo...

Siempre puedes usar "lunatic python"...

Sabes si los de awesome tienen algo que ver con los de ion(v.3) ? la verdad es que la filosofía se parece mucho.

¿A que sabías que iba a comentar?

javi santana dijo...

no tengo ni idea que es ion :). Tendría que haber puesto a caldo a lua, se me estará quitando esto de ser un talibán.