10.04.2005

Cadena perpetua


Una de mis películas preferidas es Cadena perpetua, la verdad es que no sé que tiene que la puedo ver una vez detrás de otra y no me cansaría. Si habeis visto esa película, y si no la habeis visto os lo cuento, se trata de una cárcel en la que meten a un joven banquero por un delito que no había cometido (guiño a "el equipo A"). En la cárcel conoce algunas personas y toda la trama se va resolviendo entre él, esas personas y poco más. Entre las personas que conocía había un señor mayor que llevaba toda la vida en la cárcel, de hecho ya hacía funciones de bibliotecario. El señor es afable y no tiene problemas con ninguno de los presos durante toda la película, cosa que no me extraña con la cara de viejo bonachón.

Hay un momento en el que al viejecillo le dan la condicional y él se cabrea e incluso intenta agredir a uno de sus amigos con un cuchillo a pesar de que después de 50 años podría salir a la calle. Cuando sale a la calle el hombre miraba a los coches que pasaban por la calle asombrado, él solo había visto un coche en su vida, (cosa que resulta curioso, porque los presos eran transportados en camiones como se ve al comienzo de la peli) y le asignan un trabajo de dependiente, bueno, de "hombre que mete la compra en bolsas de papel" en el que sufre y sufre, incluso en sus momentos de ocio. Él decía que estaba institucionalizado, esto es, la cárcel era su vida y allí tenía todo lo que necesitaba.

En estos momentos estoy en la biblioteca de la facultad, mirando las sillas vacías como todos los comienzos de curso y tecleando en el pc las líneas de código que me darán "la condicional". Después de estar en la facultad 6 años, con el consecuente sufrimiento del comienzo (no es fácil salir de casa), después de pasar sin pena ni gloria por algunos cursos, dejar atrás una operación a corazón abierto, asimilar la muerte de mi padre y pegarme un añito de "vacaciones" mientras hacía el PFC de la técnica en una empresa para poder llenar la saca y acabar la carrera, cuesta pensar que ahora, que puedo mirar a la gente de primero y esbozar una sonrisa con sus comentarios sobre "mate uno", me tenga que pirar a otro sitio donde no seré yo el que ande por los pasillos con seguridad. Me parece que estoy institucionalizado.

PD: a ver si cambio de una vez la foto que tengo como perfil porque ahora tengo el pelo corto y no estoy tan feo XDD

2 comentarios:

ridiculum dijo...

Creo que no eres el unico que ha tenido esa misma sensacion. :P

javi dijo...

Me alivia :)